Prevención frente al sol

Protege tu piel del sol

Según la Sociedad Española de Medicina Estética ( SEME) nos recomienda tanto si nos vamos a tomar al sol para broncearnos, como de si lo que se trata es de caminar por la calle o emprender una ruta de senderismo, por ejemplo, la elección del factor de protección y su aplicación frecuente es obligada y fundamental.

Alíate con las  vitaminas de la belleza: A, C y E

Vitamina C , mejora el aspecto de nuestra piel y previene el fotoenvejecimiento. Además, con acción antioxidante que  bloquea la acción de las radicales libres, causantes del envejecimiento prematura de la piel. También, tiene un efecto despigmentante,  unifican el tono de la piel, reducen  las manchas, y aportan luminosidad a la piel.  Por último, estimula la síntesis de colágeno mejorando la elasticidad de la piel.

Vitamina A, previene el deterioro celular y el envejecimiento prematuro de la piel, ayudando a mantener una piel uniforme con un aspecto joven. Además tiene acción antioxidante, previene del envejecimiento impidiendo la acción de los radicales libres. Previene de las arrugas y mejora la elasticidad.

Vitamina E, con acción antioxidante protege nuestra piel de la acción de los radicales libres evitando el envejecimiento prematuro de la piel. Protege tu piel contra los rayos UVB, la contaminación y agentes externos que dañan la piel. Además, consigue difuminar las cicatrices, eliminar los pequeños granitos e imperfecciones y una barrera natural para proteger la piel de los rayos solares.

Factor de Protección

Actualmente existen fotoprotectores en formato oral, cuyos componentes refuerzan la actividad defensora y antioxidante gracias a componentes como la vitamina C, E, licopeno y luteína. Estos elementos favorecen una disminución del envejecimiento prematuro de la piel, así como, los daños ocasionados por las radiaciones solares. Por supuesto, las cremas poseen el mismo mecanismo y función.

Según datos de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), un 65% de los jóvenes entre, 12 y 18 años, sufrió quemaduras en la piel el pasado año y un 55% de los adultos ha sufrido a lo largo de su vida quemaduras con ampollas, provocadas por el sol. Esto se debe al desconocimiento del correcto uso de los factores fotoprotectores y a que no se ha preparado correctamente a la piel para la exposición al sol o incluso, se ha evitado.

Recomendaciones

Los expertos hacen una serie de recomendaciones de cara a la temporada estival:

  • Evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.
  • Evitar largas exposiciones al sol.
  • Los fotoprotectores se deben utilizar incluso en días nublados.
  • El agua, la hierba, la arena y la nieve reflejan los rayos solares, aumentando los efectos de las radiaciones sobre la piel, por lo que hay que utilizar fotoprotectores más altos.
  • Proteger la piel con ropa y la cabeza con un sombrero.

La piel tiene memoria

Desde la Sociedad Española de Medicina Estética advierten de los peligros derivados de una larga exposición solar. Por este motivo, hacen especial hincapié en que la piel tiene memoria y en que las secuelas pueden ser visibles a largo plazo.

Uno de los signos más comunes y donde se aprecia un mayor deterioro de la dermis es en la deshidratación. Para combatirla los expertos en Medicina Estética recomiendan la realización de un peeling que elimine todas las células muertas y, posteriormente, la realización de un tratamiento de hidratación con ácido hialurónico no reticulado.

Más información: GENOXAGE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.