Piel Fotosensible

Piel Fotosensible

También conocida como alergia solar son aquellos cuadros clínicos importantes y anormales producidos, desencadenados o agravados por la exposición a la luz, generalmente solar.

Las personas fotosensibles presentan una respuesta inmunológica a la luz, por lo general a la luz solar. Comúnmente la luz solar les provoca erupciones cutáneas; el grado de exposición necesaria para provocar una reacción varía de persona a persona.

Se producen cuando la piel expuesta al sol reacciona anormalmente a la luz solar. Los síntomas pueden incluir una erupción roja o rosada en la piel, con ampollas enrojecidas, piel escamosa o zonas hinchadas en las áreas expuestas directamente al sol. El área afectada puede causar comezón o ardor y la erupción puede durar varios días.

Existen principalmente cuatro tipos de alergias solares:

1. Erupción polimorfa lumínica (ELP): es una erupción cutánea con picor o ardor, en forma de placas rojas o pequeñas ampollas llenas de líquido, que pueden sangrar en la ruptura, en la piel expuesta al sol. Ocurre dentro de un par de horas después de la exposición al sol y, a veces quizá acompañada de escalofríos, dolor de cabeza o náuseas. Generalmente ocurre en las partes expuestas del cuello, parte superior del pecho, los brazos y las piernas.

2. Prurigo actínico: Esta forma de alergia al sol es una forma hereditaria de la ELP. Como su naturaleza es hereditaria, comienza temprano en la vida durante la niñez o la adolescencia. Ellos comparten síntomas similares a la forma de la ELP, pero la erupción se produce más en la cara, que cualquier otro lugar.

3. Erupción fotoalérgica: Químico o sustancia presente en la aplicación que se utiliza en la piel, tales como protectores solares, perfumes, cosméticos o pomadas e incluso a algunos medicamentos prescritos. La piel reacciona y produce pequeñas manchas rojas o ampollas llenas de líquido.

4. Urticaria solar: Esta rara forma de alergia es considerada como la única forma verdadera de la alergia al sol. Se produce urticaria en las partes afectadas de la piel. Presenta los síntomas en cuestión de minutos de exposición a la luz del sol. Ante la exposición a la luz, aparece de forma rápida enrojecimiento, picor o ronchas en la piel.

Suplementos nutricionales que pueden ser beneficiosos

  • Beta caroteno: Altas dosis de beta caroteno (hasta 300,000 UI diarias durante al menos varios meses) han permitido a personas con fotosensibilidad, exponerse a la luz solar durante periodos mucho mayores de los que podrían tolerar sin el tratamiento. El efecto protector parece ser resultado de la capacidad del beta caroteno para proteger al organismo en contra del daño a los radicales libres provocado por la luz del Sol.

Cambios en el estilo de vida que pueden ser beneficiosos

  • Exposición al sol: Las personas con fotosensibilidad deben emplear filtros y bloqueadores solares, ropa protectora (como camisas de manga larga) y evitar la exposición excesiva al sol.

Más información: GENOXAGE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.