¿Cómo tenemos que cuidarnos la piel?, según los especialistas

¿Cómo tenemos que cuidarnos la piel?, según los especialistas

En opinión de la presidenta de SEME, la mejor rutina que se puede seguir a la hora de prevenir el envejecimiento de la piel es realizar una limpieza adecuada por las noches, nutrirla tras el lavado.

Recomendaciones:

  1. Limpia la piel todas las noches:  Durante el día se acumula suciedad, grasa, etc , además la piel de manera natural, está en un constante proceso de regeneración, por lo que las células muertas se van acumulando en la superficie. La limpieza nos ayuda a preparar la piel para las cremas o productos que le apliquemos después. Lo mejor es llevar a cabo una doble limpieza, empezar con un limpiador de base oleosa para eliminar las partículas de origen graso, sebo y maquillaje, y terminar con agua micelar para tonificar la piel.
  2. Realizar un masaje facial, de esta manera activamos la microcirculacón sanguinea y linfático, facilitando la eliminación de toxinas.
  3.  Hidratar la piel: Recomiendan usar cremas  que contengan retinol, péptidos o factores de crecimiento, para reparar los tejidos.
  4. Lavarse con agua por la mañana:  Limpiar la piel para retirar las toxinas y la grasa eliminadas mientras dormimos. Por la mañana, sólo necesitas lavarte con agua. No hay que excederse con la limpieza, porque se corre el riesgo de quitar la capa lipídica natural de la piel.
  5. Hidratar la piel: Los dermatólogos recomiendan usar cremas nutritivas para mantener la humedad y elasticidad de la piel.
  6. No sólo hay que cuidar la piel por fuera, sino que es necesario tomar agua. Además, debes seguir una dieta equilibrada: come más vegetales frescos, frutas, granos enteros y proteínas sin grasas.
  7. No te olvides de manos y labios, incorpora en tu rutina de belleza una crema hidratante para mantener tus manos cuidadas y recuperar la suavidad y flexibilidad de su piel. Y haz lo mismo en tus labios con un bálsamo reparador.
  8. Si tienes la piel sensible, evita lavados frecuentes con agua demasiado caliente y con limpiadores faciales demasiado agresivos. Utiliza limpiadores faciales con poder espumante bajo o nulo, con tensioactivos delicados y por tanto poco desengrasantes.  Lo mejor es elegir formulaciones en forma de leche.
  9. Para hidratar una piel sensible utiliza productos con 3 acciones: liporreparadora, antioxidante y calmante.

Para más información: www.genoxage.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.