Pistacho, el fruto seco quemagrasas

Pistacho, el fruto seco quemagrasas

La manzana, las cerezas, el tomate, el apio, los huevos, el marisco y también el pistacho son grandes alimentos quemagrasas. Si comparamos el pistacho con otros frutos secos, como nueces o almendras, éste presenta menos calorías por ración, y además, contiene grasa buena que ayuda a reducir el colesterol.

La Dra Mònica Bulló profesora de Nutrición Humana en la Universidad Rovira i Virgili (URV), sugiere entre otros efectos saludables del pistacho, como la salud cardiovascular, pueden no contribuir al incremento de peso ya que favorecen algunos mecanismos implicados en el control de peso.

Una variable importante en el control de peso es la saciedad, existen evidencias que los frutos secos promueven la saciedad, disminuyen el apetito y reducen la ingesta energética.

Un estudio realizado por la Eastern Illinois University concluye que dejar a la vista las cáscaras contribuye a que los consumidores ingieran menor cantidad de pistachos, por lo tanto, ingieren menos calorías.

Otro estudio realizado por la Eastern Illinois University comparó el consumo de pistachos con y sin cáscara, y observó una reducción del 41% en la ingesta de calorías en los individuos que comieron pistachos con cáscara.

Consumo diario

Los pistachos son un alimento rico en antioxidantes, vitaminas, proteínas y fibra, así como grasas saludables: momoinsaturadas y poliinsaturadas.

Se recomienda en consumo diario de frutos secos, la cantidad aconsejada son 49 unidades que equivalen a 28-30 gramos en limpio.

Beneficios de los pistachos

  1. Ayuda a disminuir el índice de masa corporal (IMC): el consumo regular de raciones controladas de pistachos puede disminuir el IMC en dietas hipocalóricas.
  2. La cáscara del pistacho ayuda a reducir el total de las calorías ingeridas: esto se debe a que el proceso de descascarar el fruto seco ralentiza la ingesta ya que visualizar las cáscaras es una señal visual para el consumidor.
  3. Aumenta la sensación de saciedad: todos los frutos secos ayudan a sentirse saciado, a suprimir el hambre y a reducir la necesidad de comer en exceso por su contenido en fibra. Según una revisión realizada por el nutricionista Richard D. Mattes afirma que se estima que entre el 55-75% de la energía aportada por los frutos secos se compensa por un menor consumo de energía posterior.
  4. Los frutos secos ayudan a reducir el riesgo de padecer obesidad.

Fuente: Esthetic World

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.