Las 9 variables genéticas más relevantes en el envejecimiento de la piel

¿Sabías que 1 de cada 3 personas tiene una variación genética que le predispone a una aparición acelerada de arrugas en su piel?

¿Sabías que 1 de cada 2 personas tiene una predisposición genética que causa una menor producción de colágeno y elastina?

¿Sabías que 2 de cada 5 personas poseen una variación genética que activa más intensamente nuestras defensas naturales contra los efectos nocivos del sol?

¿Sabías que 1 de cada 2 personas está genéticamente predispuesta a ser más sensible a los radicales libres porque tiene una menor capacidad antioxidante natural?

¿Sabías que 8 de cada 10 personas posee una variación genética que causa una excesiva reacción inflamatoria en la piel?

9 variables

La predisposición genética a que una variable dermatológica afecte en mayor o menor medida a nuestro proceso de envejecimiento ya se puede ya conocer.

  1. Equilibrio Hidrolipídico  : La piel está recubierta de una película hidrolipídica formada por agua y lípidos. Es importante tener una piel hidratada para mantener su  elasticidad y función de barrera.Una alteración del equilibrio hidrolipídico se manifiesta en una mayor sequedad en la piel, menor elasticidad y formación de arrugas.
  1. Elasticidad – Estructura Tisular : La elasticidad es la capacidad de mantener íntegro el tejido conectivo de la dermis que viene dada por la calidad de los componentes de la estructura tisular a nivel cutáneo, por ejemplo, los componentes de la matriz extracelular como colágeno, elastina, proteoglicanos, etc.El deterioro de los componentes de la matriz provocado por el envejecimiento provoca flacidez, la aparición de un doble mentón, la caída de los párpados, etc.
  1. Oxidación – Generación de Radicales Libres : La oxidación celular o estrés oxidativo es el principal proceso de envejecimiento de la piel, ya que daña las células de la dermis y epidermis y altera su función.Los radicales libres dañan lípidos y proteínas de la membrana celular por lo que la célula no puede realizar funciones vitales, y también se unen al ADN contribuyendo al envejecimiento prematuro de la piel.
  1. Longevidad Celular : Capacidad de las células de la piel para regenerarse y para evitar los daños provocados por el envejecimiento, el estrés oxidativo, la inflamación y otros estímulos externos. Una alteración en los mecanismos puede producir una reducción de la velocidad de renovación celular, pérdida de elasticidad y deshidratación, formación de arrugas, pérdida de brillo de la piel y aumento de la flacidez.
  1. Fotosensibilidad – Ageing :  Reacción exagerada de la piel a la exposición solar. Cuando no se han tomado precauciones frente a la exposición solar durante los años y/o cuando genéticamente, la protección natural de la piel frente la radiación UV es débil.Una alteración en los mecanismos de protección puede producir hiperpigmentaciones, aparición de manchas y rojeces, deshidratación, aparición prematura de arrugas, descamación, etc.
  1. Arrugas: Líneas de expresión y surcos en la piel que aparecen como resultado de los procesos de envejecimiento, como la disminución de colágeno, la glicación, las expresiones faciales habituales, la falta de hidratación, el deterioro provocado por el sol, bruscas pérdidas de peso, el hábito de fumar, factores genéticos, etc.Los efectos que se producen son un deterioro de la piel, formación de líneas de expresión y arrugas profundas, pérdida de firmeza, edad percibida mayor que la cronológica.
  1. Sensibilidad- Tolerancia cutánea: La sensibilidad cutánea es una condición de hiperreactividad de la piel a factores ambientales y a ciertos productos de aplicación tópica, una alteración de la respuesta inflamatoria frente a determinados estímulos. Los efectos que produce son enrojecimiento, tirantez, hinchazón, descamación, aparición de eccemas, etc
  1. Pigmentación – Melanina: La pigmentación o coloración de la piel viene determinada por una combinación de pigmentos producidos en la dermis y en la epidermis. Alteraciones en la síntesis o funcionalidad de melanina (pigmento principal) , que pueden ser de origen genético o por efecto de una exposición excesiva al sol, provocan alteraciones en la coloración de la piel. Los efectos fenotípicos son una pérdida de uniformidad en el aspecto de la piel, hiperpigmentación, acromía, aparición de manchas, mayor reactividad a la radiación solar, etc.
  1. Patología dermatológica: Existen muchas causas que originan o facilitan la aparición de alteraciones en la piel, algunas causadas por una predisposición genética, el estrés, infección bacteriana o viral, desórdenes del sistema  inmunológico, etc. Existen lesiones cutáneas primarias aquellas que se originan sobre la piel sana, las secundarias se forman a partir de una alteración patológica previa o por una agresión externa.

Para más información sobre Genoxage, escríbanos en info@genocosmetics.com o llámenos al 93.611.06.48

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.