Claves para un envejecimiento saludable

Claves para un envejecimiento saludable

Hay que tener en cuenta que muchas enfermedades no están en relación directa ni dependen de la edad, muchas se relacionan con los hábitos de vida, es decir, son el resultado de cómo vivimos y podrían evitarse o prevenirse si modificamos nuestros comportamientos, nuestras acciones y tomamos mejores decisiones que nos ayuden a reducir los factores de riesgo que nos aumentan la probabilidad de enfermar.

¡Nunca es demasiado tarde para comenzar a cuidarte!

 

1. Nutrición y dieta

Lo que se recomienda es beber muchos líquidos para mantenerse bien hidratado y comer alimentos saludables en su cantidad adecuada, evitando azúcar y grasas trans, alimentos refinados y aditivos.

Las comidas saludables deben incluir:

  • Proteína magra (pollo, cerdo, mariscos, huevos, legumbres).
  • Frutas y verduras (de todos los colores).
  • Granos enteros (integrales).
  • Productos lácteos.
  • Alimentos con alto contenido de vitamina D y fibra, y bajos en grasa y sodio.

2.Actividad física, movimiento corporal

La actividad física nos mantiene más ágiles y atentos y nos hace sentir saludables, permitiendo preservar la autonomía y la independencia para relacionarse con el entorno. Mantener una vida activa, un peso adecuado y una alimentación saludable nos ayuda a prevenir enfermedades. Entre las actividades sugeridas están: gimnasia adaptada, caminatas, natación, yoga, baile, bicicleta.

Realizar al menos 150 minutos de caminata u otro ejercicio aeróbico por semana, 2-3 entrenamientos de fuerza por semana y ejercicios de estiramiento y equilibrio diarios es suficiente.

3.Sueño

Con el paso de los años disminuyen los tiempos de duración de las fases profundas, hace que el sueño sea más liviano, que el tiempo total pueda reducirse y que aumenten los despertares nocturnos. El sueño reparador requiere entre 7 y 8 horas.

Se recomienda evitar actividades que le generan un estado de tensión, los ambientes con ruidos, las luces (de aparatos de TV, radio, teléfonos celulares, computadoras, relojes); asegurarse que su cama le sea cómoda y controlar la temperatura.

4.Relaciones sociales y personales

Mantenerse activo socialmente ayuda a las personas mayores de muchas maneras. Según el National Institute on Aging, las investigaciones indican que:

  • Las relaciones sociales profundas se asocian con biomarcadores de salud positivos.
  • El bienestar social se asocia con una menor inflamación que evita problemas como Alzheimer, osteoporosis, artritis y enfermedad cardiovascular.
  • La soledad se correlaciona con la presión arterial alta.
  • La soledad es un factor de riesgo para la depresión.

Por lo tanto, crear y mantener relaciones positivas con familiares, amigos y colegas es de vital importancia.

5.También es importante mantener una vida sexual activa. El sexo no solo ayuda a dormir mejor, ya que los orgasmos aumentan los niveles de oxitocina y disminuyen el cortisol, reduciendo el estrés y la ansiedad; sino que nos mantiene con una aspecto y una actitud más joven.

Más información: GENOXAGE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.