Baños de mar y piel

¿Es beneficiosa la sal para nuestra piel?
Durante el verano las largas jornadas en la playa y los baños en el mar son una práctica frecuente que, además de resultar relajante, pueden aportar numerosos beneficios siempre y cuando contemos con las medidas de protección adecuadas. Para las personas que padecen determinadas enfermedades de la piel, como ezcemas atípicos, psoriasis o acné, como señala Mayte Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América y de Vithas Internacional, “los baños en el mar en combinación con la humedad ambiental y la exposición solar limitada, por el efecto antiinflamatorio del ultravioleta del sol, resultan beneficiosos”.

Ventajas e inconvenientes del uso de la sal sobre nuestra piel
Si hablamos de la sal del agua marina, es importante destacar su riqueza en minerales esenciales que pueden aportar beneficios a las células cutáneas, así como incrementar la circulación de la sangre en toda la superficie de la piel. Asimismo, las propiedades antisépticas que posee pueden contribuir a la curación de pequeñas heridas, rozaduras o cortes y a la prevención y tratamiento de determinadas infecciones.
También aporta buenos resultados en la limpieza de los poros obstruidos, de ahí su utilidad en el tratamiento del acné y otras patologías y su uso como exfoliante.
A pesar de los múltiples beneficios comentados, los especialistas advierten que es importante tener en cuenta que la sal también puede producir irritación en la piel y al contacto con mucosas, sequedad y deshidratación, por ello, aunque los baños en el mar son beneficiosos, la aplicación directa de la sal en tratamientos estéticos dermatológicos no resulta tan recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, a continuación responda a la siguiente operación matemática con un número: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.